lunes, 19 de diciembre de 2011

Fito, tenemos un problema

3 sardinas opinaron
"Se nos pasóoooo", cantabas en 'Dos en la ciudad'. Y así fue, Fito, aceptalo. Hace como cinco años que se te pasó el cuarto de hora.

Todo bien, pero el chamuyo del disco de temas para enviar a la estratósfera no se lo creyó nadie... Les cuento a los que todavía no se enteraron: 'Canciones para Aliens' es la nueva ¿creación? del cantante rosarino y se trata no menos de un álbum donde versiona unas cuantas piezas musicales creadas por otros. Sí, un disco de covers. Pero como Fito no hace nada sin inventar un discurso pelotudo que lo sustente, tiró:

“Se me ocurrió que podríamos hacer una serie de grabaciones para enviar al espacio, como un mensaje en una botella y que lo escuche alguien en algún recóndito lugar del universo. Parte de las canciones más hermosas del mundo, con autores de todas las nacionalidades. Este sería el primero de una serie de discos que seguiremos haciendo en el futuro con otras canciones de otros lugares y otros autores”, contó el ¿todavía? compositor

No sé qué pretende que entendamos... ¿que está planeando robar en etapas? Porque a mí eso fue lo que más claro me quedó: "Meto este verso de la botella, los extraterrestres y el 2012 y tiro por cinco o seis años más entre las ventas y los shows de hora y cuarto que suelo dar". Porque, en serio. Si su objetivo de verdad es que los alienígenas escuchen la mejor música de nuestro planeta: 1) que primero financie la investigación para saber si existen los extraterrestres , 2) invente una sonda espacial que envíe el disco al Universo y 3) se baje del caballo que eligió para transitar la vida y, en un inédito acto de humildad, se dé cuenta de que, si estamos hablando de belleza, hay voces estéticamente más dotadas en La Tierra que la de él. 

O bien, admita que es otro negocio y se deje de joder.

Dale, Fito, esto es un delirio re barato. Vos estás para más. Sabés que desde aquel desafortunado recital y aquel post destructivo que te dediqué, nuestra relación está resentida. Pero dejá de darme razones para bardearte, porque esto se vuelve muy aburrido. 

No voy a decirte que es de caballeros saber cuándo retirarse, pero... no sé. Si querés que este disco no sepulte tu carrera, llamala a Ceci Roth a ver si te inspirás y volvés a hacer algo como 'Un vestido y un amor otra vez'. 

Porfis.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Me llamo Sardina y soy adicta

6 sardinas opinaron


En contra de todos los libros de autoayuda que aseguran que el primer paso para superar un problema es reconocerlo, desde que yo asumí que soy adicta a las promociones nada de eso ha sucedido.

Para aquellos que no lo recuerdan, les cuento que hace ya más de un año comenté que padecía de una seria patología, el llamado Síndrome 2x1, que consistía en la irrefrenable necesidad de usar descuentos en todo tiempo y lugar.

De 2010 para acá, surgió algo que destruyó mi intento por volver a ser una persona normal. Un fenómeno siniestro golpeó las puertas de mi enfermiza personalidad tendiente a aprovechar beneficios y terminó aniquilando lo poco que me quedaba de libre albedrío: Groupon. Y sus malditas ofertas diarias.

Gracias a esta nueva cadena de descuentos, en el olvido quedó esa sardina precavida y desconfiada de la 'compra intangible'. Groupon dio paso a una mucho menos perseguida a quien le importan bastante poco las preocupantes estadísticas sobre estafas en la Web.

Compra 1. Nada puede malir sal
"Pagá $25 en vez de $56 por una entrada para la película que quieras en cualquier cine Hoyts + un cucurucho de helado en Freddo"


"Para la película que quieras. Muy tentador. Encima después Freddo. Ya fue, compro", pensé. ¡ERROR! 
Van a creer que exagero, pero durante los tres meses que duraba el voucher, les juro que no pararon de estrenarse películas pedorras. Posta. Estoy segura de que si hiciera una lista de estrenos, comprobaría que de agosto a octubre salieron los peores films del año. Los peores. Finalemente, terminé yendo el sábado anterior a que venza la promoción a ver una argentina, obligada, sólo para que no perder la plata. Pero eso no fue lo peor: cuando fui a cambiar mi cucurucho por uno de sambayón, la minita de Freddo me informó muuuuy tranquila que no contaban con ese gusto en esa sucursal. ¡¡Es ridículo!! ¿Acaso uno va a la carnicería, pide un bife y le dicen que "no lo trabajan"? Freddo sos impresentable, sabelo.

Resumiendo: terminé viendo una película a la fuerza y tomando un helado que tampoco hubiera elegido. Anoten: los imponderables te pueden cagar la noche. 

Compra 2. Pura espuma
"$40 en vez de $80 por un batidor para capuccino Coffee Maker en Moderno Bazar"

Bueno, ok. Acá me fui a la mierda. Pero lo vi y me conquistó la idea de poder tomarme un café con leche con espuma todos los días y sin pagar una fortuna... Algo que nunca sucedió porque el lugar donde tenía que canjearlo quedaba, básicamente, en la loma del orto, una cuestión sobre la que yo advertí tarde, después de caer en la trampa de la compra fácil, rápida y segura y que me hizo postergar su búsqueda por, por lo menos, un mes. Cuando encuentro un momento para ir, el voucher había vencido y yo había perdido $40 (y toda la dignidad). Otra vez a tomar mate. Gracias, Groupon. 

Compra 3. Romi siempre estuvo cerca
"Pagá $30 en vez de $137 por lavado + corte + brushing en Romi Estilista"

Punto uno: lavado + corte + brushing nunca jamás sale $137 en Romi Estilista, Sardina, por favor, OPEN YOUR EYES. Pero bueno, era en Villa del Parque. "Joooooya, me queda cerca", dije. "Cerca". Cerca siempre y cuando uno tenga cómo trasladarse. La verdad que nunca sospeché que desde mi casa no habría ningún bondi directo hasta allí. En este caso, no sólo colgué y fui el último día antes de que venciera, a la fuerza, sin dormir y pensando en que, al final, a mí me gustaba la idea de dejarme el pelo largo, sino que tuve que tomarme un colectivo y un taxi, abonando una suma total de 25 pesos en transporte. Una genia.

Es suficiente. Voy a dejar de denigrarme porque finalmente van a creer que soy una idiota. Pero no. Detrás de esta pelotuda sepan que hay todo un sistema capitalista que la genera, la sostiene y la reproduce. 

Y TÚ puedes ser su próxima víctima.

jueves, 1 de diciembre de 2011

No se olviden de... ¿cómo era?

4 sardinas opinaron

Che, Clarín, vos que fijás la agenda...

¿qué se hizo de Cumbio? 
¿Nazarena Vélez se autodestruyó? 
¿en qué andará el procesamiento de Macri? 
¿adónde se olvidaron la carrera musical de Natalia Oreiro? 
¿cuánto de lo que quedó de Pino sirve? 
¿Ricardo Fort ya pasó a mejor vida? 
¿Schoklender está preso o qué?
No sé, pregunto...

miércoles, 30 de noviembre de 2011

El pelotudo social

1 sardinas opinaron
Lejos de ser un espacio feminista, como ustedes sabrán, mis comentarios en este blog no suelen tener como objetivo criticar al género masculino. No porque me falten motivos, sino porque creo que hay cosas mucho más importantes para poner en discusión y porque creo que ya existen demasiados sitios donde ese tópico se trata hasta el cansancio. Sin embargo, a más de dos años de escribir acá, me doy permiso para hacer la observación que viene a continuación y que (como todo tema traído a cuento aquí) provocará opiniones a favor y en contra.

El pelotudo social, a simple vista, no es un pelotudo. De hecho, para ser un pelotudo social hay que ser inteligente. ¿Cómo es esto? Claro... el pelotudo social es una clase de idiota que actúa de esta manera (es decir, de manera pelotuda) en contextos determinados.

El tipo probablemente estudie, esté recibido, trabaje (acceda a ascensos), lea, posea cultura general, tenga alguna proyección a futuro sobre qué hacer con su existencia y hasta, quizá, se despegue de ciertos lugares comunes a la hora de entablar una conversación. Sin embargo, en lo que respecta a lo social, al trato con los demás, es, sin temor a errarle, un pelotudo.

Características del pelotudo social (guarda con identificarse):
  • Intenta caer bien en todo momento. En este plan, trata de hacerse el gracioso. No lo logra.
  • Es condescendiente, siempre. Políticamente correcto, no opina a menos que tenga que adherir a la opinión de otro.
  • Si, raramente, disiente con alguien, sus argumentos son pobres y rápidamente le quita importancia a la discusión. 
  • Sobrestima su experiencia cotidiana y cree que todo el mundo está interesado en saber sobre ella.
  • Evalúa el mundo que lo rodea con un sólo criterio: 'está o no está bueno'.
  • Es 'canchero' (se viste canchero, detenta el vocabulario 'del momento' -el cual está determinado por su grupo de pertenencia-)
  • Para nombrar a un tercero, utiliza siempre el diminutivo. Aún cuando su interlocutor no conoce a quien se está refiriendo. Ej: habla de un amigo X y dice "Ale".
  • Sabe quién es Paula Chávez, pero no mira Tinelli (jamás).
  • Se agrada a sí mismo, mucho. 
Lo más grave es que es, básicamente, insoportable. Así que ya saben: mujeres sardinas, cuidensé y estén atentas. Memoricen esta lista, sean astutas. Tengan en cuenta que esta forma de hombre se reproduce cada día de manera más rápida y, lamentablemente, no existen repelentes.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Durísimo

3 sardinas opinaron
'Con', 'año', 'ano', 'com' y 'bon', en ese orden, son las palabras que sugiere mi celular antes de 'AMO'. 

Mejor no reflexionemos al respecto.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Análisis socio-semiótico: Wachiturros en el prime-time

10 sardinas opinaron

El sábado pasado, en medio de un zapping di con el divertidísimo programa de Nico Repetto justo cuando estaba presentando a los WA-CHI-TU-RROS. Me quedé... básicamente porque me pareció raro. Un grupo que surgió de abajo, de un barrio del conurbano, que saltó a la fama gracias a una discográfica busca-fenómenos-del-momento que los probó en Pasión de Sábado y le salió bien... ahora apareciendo en Telefé, a las 21 horas, el horario más cotizado de la TV. Como mínimo, es raro. 

Mi interés por este suceso comenzó al hacerme la siguiente pregunta: ¿qué estará tramando la cultura dominante para que los wachiturros lleguen al prime time? No es que me proponga encontrar esa respuesta en este post, pero sí quizás resaltar algunas cosas que me parecieron interesantes para poder pensar esta  especie de fenómeno cuasimístico que permite la convivencia pacífica de diferentes (y desiguales) culturas y clases en un mismo estudio de televisión.

Me basaré en la aparición de los Wachiturros en Sábado Bus y en el programa de Susana Giménez (sí, me fumé como 2 horas en YouTube de Su diciendo "Ay, me encaaaantan, los amo")

Genial. Estos chicos tienen una oportunidad en el horario central de la pantalla chica: ¡cómo hemos evolucionado! Ahora ese espacio no está destinado sólo para la alta Cultura con mayúscula sino que la sociedad amplió la mentalidad y permitió que la cultura popular sea representada 'tal como es' en los medios de comunicación... ¿no? Bueno, yo no estaría tan segura. 

Visibilidad: ¿qué ves cuando me ves?
Punto uno: considero que no es poco importante analizar cómo entran en escena y se hacen visibles los cuerpos de quienes integran la cultura popular... En el programa de Nico, cuando los wachiturros comienzan a cantar y bailar se muestran planos cortos (cercanos) de los chicos, así como también el montaje que realiza el director está centrado en ellos. Sin embargo, a medida que se van sucediendo las canciones y los minutos (tocan dos temas seguidos), los planos de los bailarines comienzan a ser más cortos en tiempo y desde más lejos. La cámara se detiene en las bailarinas del programa, en los famosos en la mesa, en el público... los wachiturros dejan de ser importantes, son una anécdota en medio de un montón de gente que sí pareciera que lo es. ¿Qué hay acá? Manejo. ¿Hasta qué punto la cultura masiva deja que la cultura popular se exprese? Hasta donde ella quiere, básicamente, porque tiene el control. Tiene el control de mostrar más o menos, de determinar las reglas del juego: el director, a través del manejo de los planos, realiza un recorte de aquello que se muestra. 

Natural: la cultura popular, si por algo se caracteriza, es por no contar con los medios para poder legitimarse. En este caso, está supeditada no sólo a los tiempos de la TV, sino también a su punto de vista (el cual nunca quiebra el conjunto de normas y valores que rigen el orden social capitalista).

¿Mezcla o diferenciación?
A través de la intervención de la cultura popular en los medios, se intenta enviar un mensaje de igualdad, de avance como sociedad, de "Ves? Todos podemos convivir en el mismo espacio, somos todos iguales" a través de distintos recursos, que, desde mi punto de vista, sólo contribuyen a evidenciar las desigualdades sociales.
Esto se denotó en varias ocasiones: 
Por un lado, en Sábado Bus, se muestra a dos de los chicos del grupo de cumbia/reggaetton enseñándole al exponente de la cultura 'de verdad', de baile clásico y de la ópera, Iñaki Urlezaga, a bailar wachiturro. Sin embargo, es este distanciamiento el que produce el efecto de fenómeno: no se muestra a la cultura popular como una cultura en sí misma, con ciertos valores, creencias, saberes, sino, simplemente como un fenómeno extraño, como algo completamente ajeno a la 'experiencia común'. 'Está todo bien', pero no nos reconocemos. Iñaki accede a aprenderse el paso, pero cuando cantan los Wachiturros, ninguna (nignuna!) de todas las celebrities famosas se para a bailar con ellos (tengamos en cuenta de que Sábado Bus es un programa en donde los invitados suelen involucrarse activamente en los shows). En este caso, las únicas que comparten el escenario son las bailarinas, pero lo hacen desde más lejos, no se integran en ningún momento a bailar con ellos. 
En el programa de Susana, funciona también un mecanismo de control de las intervenciones de los wachi: sólo uno tiene micrófono propio, y los otros se turnan. Díganme perseguida pero no me parece casual que, encima, cuando quieren hablar, el aparato no anda del todo bien. 

¿No será que invitar a los wachiturros a la TV constituye tan sólo una manera más de resaltar las diferencias en lugar de promulgar la inclusión? 

Jerarquización: somos iguales, pero tampoco la pavada
Es claro que en cuanto se lleva a un grupo de música (o cualquier expresión de la cultura) a la TV y se lo plantea como un "fenómeno", se está marcando un punto de vista. Que la cultura popular esté en los medios no garantiza que su voz no sea traicionada en el proceso de espectacularización. Y esto, se ve claramente durante toda la entrevista con Susana Giménez, pero en especial cuando entra un personaje: La Tota, interpretado no menos que por Miguel del Sel (sí, aquel comediante devenido en político PRO que no hace mucho declaró que quería arreglar cloacas para que "los negritos se bañen con agua caliente").
Cuando 'La Tota' entra en escena, el pensamiento elitista y miserabilista también lo hace. Es decir, aquel que piensa que todo aquello que hace la cultura popular es de mala calidad, pobre, inferior, simplemente porque es ella quien lo produce. Sus intervenciones van desde la discriminación física (resalta en varias oportunidades los defectos físicos de los integrantes del grupo así como también insiste en que no son 'lindos', u opina negativamente sobre su vestimenta), hasta la discriminación netamente de clase, al encasillarlos como "tontos" (en un momento lanza "Aquel es el titiritero de estos cinco tarados que bailan"). Esta jerarquización de culturas se ve muy claro cuando Del Sel, en tono irónico, afirma mirando a cámara: "Coehlo, Benedetti: no existen", dando a entender cuál de las dos es cultura de verdad y cuál sólo un mal chiste. 

Clin, caja!
Tanto en Sábado Bus como en el programa de la Su, curiosamente se menciona el mismo tema: la plata. En Sábado Bus, Nico espera a que 'Memo', el DJ de los Wachi, no esté en la mesa para lanzarle a Cacho Castaña: "Cómo deben estar facturando estos". Susana, en un acto más honesto pero menos digno, lo dice enfrente de ellos: "o sea que están facturando!", al preguntarles cuándo y dónde tocan. Para cerrar, remata el tema con el siguiente mensaje: "lo que tienen que hacer es plata, plata plata, ahorrar, ahorrar ahorrar y después temrinar (?)".

Lo que acá funciona es el cuestionamiento del ascenso social en relación a la clase popular. A ninguno de los dos se le ocurriría preguntarle a Rod Stewart si gana o no gana dinero con sus shows, ni opinar sobre qué debería hacer con él. Sin embargo, el hecho de que la clase 'inferior' tenga la posibilidad de ser dueña de sus propios medio de producción, sí o sí, genera ruido. Al margen de si los pibes ven o no ven un mango, lo curioso (y preocupante) es que este tema se traiga a escena, casi obligatoriamente. Asimismo, Cacho Castaña, al afirmar que los chicos "facturan" se propone como manager de la banda. Que la cultura popular tenga mayor nivel adquisitivo y más posibilidad de consumo es impensable para la clase dominante: resulta urgente que alguien lo administre. Por otro lado, el consejo de Susana es claro: ahorren. ¿Para qué? Para terminar, dice Su. Nada de invertir e intentar lograr una mejor calidad de vida. Simplemente asegurarse lo mínimo para sobrevivir. 

Si me explayé en estas cuestiones no fue solamente para criticar el manejo a su conveniencia que hacen los medios de comunicación de los fenómenos-del-momento para hacer rating, sino para ir un poco más allá y repensar el lugar que tiene la cultura subalterna en los medios. Decir, por ejemplo, que El Puntero REFLEJA como un espejo la realidad, no es más que caer en una falacia: la TV, como mantenedora del status quo, es quien elige cómo, cuándo, por qué y en qué contexto mostrarla. Hablar de todos los jóvenes pertenecientes a la clase popular como "wachiturros", es, primero, basarse en el recorte que hacen los medios de una expresión surgida desde lo popular, y segundo, borrar las diferencias que existen al interior de esa cultura: pensar que todos los que viven en el conurbano son iguales, son wachiturros. 

No hay mirada más elitisita que la que piensa a la cultura subalterna como una incapaz de generar su propio estilo, sépanlo.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Pará la pelota

4 sardinas opinaron
En el fútbol están pasando cosas que exigen análisis. Comentarios, observaciones y disparadores para repensar el deporte más famoso del mundo.

1) ¿Qué onda con las estadísticas del fútbol? 
Estaría bueno que alguien me explicara cuál es su función operativa en el contexto del partido de fútbol. Porque además son cada día más ridículas. Cuál es el sentido de que, viendo Lanús-Boca, pase algo así: 

A: a ver... Marcelito, contanos...
B: Fernando, hace 43 años, 4 meses y 7 días que Lanús no le gana a Boca en La Bombonera en un campeonato clausura jugando con 10, habiendo sido echado su arquero, y con una temperatura de 23 grados  y una térmica de 25, con probabilidades de lluvia para el lunes y una presión de 1.673 puntos…  
A: Gol de Boca 

O sea... yo entiendo que de alguna manera los periodistas deportivos tienen que justificar su sueldo, pero ¿por qué no buscan datos un poco más útiles y menos pelotudos? El tipo que está viendo a Boca perder, no se consuela haciendo flashbacks. Y eso sin mencionar que toda esa información no interviene en el resultado porque el contexto es totalmente otro! Otro plantel, otro técnico, otra hinchada... Dejemos de cientifizar el azar. Algo que no depende de ninguna manera de los números, se intenta enmarcar en esos parámetros. El fútbol es un juego, no hagamos futbología.

2) ¿Qué onda con las exigencias externas al rendimiento profesional de los jugadores? 
¿A qué me refiero? Es muy común escuchar en la calle críticas acerca de las personalidad de los futbolistas. Sin embargo, esto no es lo más grave. Lo complicado es que esto se escuche en boca de periodistas, tanto deportivos como generales… Seguramente todos hemos oído una frase propiciada por un periodista parecida a: "Messi, será el mejor jugador del mundo, pero no puede hilar una oración", o, "Sí, un crack pero no sabe hablar". O si no, criticar la simpatía o antipatía de uno u otro jugador en términos de: "Todo bien con Román pero es intratable".
En esto hay dos cosas. Por un lado, un uso indiscriminado del prejuicio, porque dudo que alguno de ellos haya compartido algo más que una nota, en el mejor de los casos, para afirmar cualquiera de sus dichos. Y por otro, incoherencia y falta de profesionalismo. Yo me pregunto… ¿por qué no se hace lo mismo con el resto del as figuras mediáticas? A nadie se le ocurriría criticar a algún político haciendo foco en su actividad física:“Todo bien, Néstor tenía una gran oratoria, pero para el fútbol era un desastre”.
Incoherencia! Incoherencia total… y chamuyo. Yo creo que estas cosas sirven para llenar espacio en la TV cuando es martes y la información deportiva escasea. Modus programa de Fantino on.

3) ¿Qué onda con las remeras con dedicatoria que los jugadores se ponen debajo de la camiseta de su equipo si no meten un gol? 
Frente a esto se me plantean varias preguntas.
  • ¿Entran con más presión los jugadores que tienen una camiseta abajo porque deben meter un gol? Es un gasto económico: mínimo 50 mangos le salió. Técnicamente si no marcan, no sólo están jugando por debajo de sus expectativas sino que también están perdiendo plata!
  • Cuando no hacen goles, ¿dónde se meten las remeras? ¿Hay un depósito de camisetas?
  • Me genera mucha intriga saber cuántos de los 22 jugadores que hay en la cancha tienen una declaración de amor abajo y no lo sabemos. Y quizás nunca lo sepamos.
Como es un gasto económico y además hasta quizás tiene un valor afectivo (por ahí le prometió a la hija que le iba a desear feliz cumpleaños por la tele)… yo propongo que si en el minuto 87 todavía no metieron un gol, puedan sacarse la remera en un corner. 

viernes, 11 de noviembre de 2011

Escribir/Escribirse

2 sardinas opinaron
Estudiando...

Este es, sin duda, el drama y la aventura del escritor: escapar al universo de la convención para escribir su cuerpo - y su deseo - en el texto que ofrece. Y es una aventura arriesgada, pues exige desplazarse de ese orden de convenciones donde el sujeto, ya reconocido, encuentra su confort, su seguridad. Arriesgarse, en suma, a ser malentendido, despreciado, quizás tomado por loco.

Jesús González Requena

jueves, 10 de noviembre de 2011

Sobre la técnica y la objetivización del sujeto

6 sardinas opinaron
"Vivimos en sociedades en las que la técnica ha pasado a ser el sujeto y el hombre, su predicado"
 Murray Bookchin

Me desperté habiendo dormido algo más de 2 horas y prendí la computadora con un único objetivo: terminar todo lo que tenía que hacer lo antes posible e irme a dormir al instante. Sin embargo, un cartel similar al siguiente me interpeló:

 No apague ni desconecte el equipo. 
Descargando 1 de 9 actualizaciones...

Supongo que alguna vez les habrá pasado, no es grave. No es grave. ¿No es grave? Mientras esperaba que se cargaran las 9 actualizaciones, pasaron por mi cabeza los siguientes pensamientos:

1) ¿Desde cuándo la computadora habla en imperativo? A ver... yo ya pagué este aparato, y de acuerdo a la lógica capitalista, cuando uno realiza ese acto se convierte automáticamente en propietario del objeto, ¿no? ¿En qué momento renuncié a esta potestad, para que la notebook se tome el atrevimiento de darme órdenes? No lo recuerdo.

2) Otra cuestión para no perder de vista: no hay forma de parar la descarga de actualizaciones sin desacatar la orden que la computadora explicita. Es decir, no hay un botón que permita "suspender el proceso de actualización". O te vas al carajo y apagás todo a la fuerza, o la desenchufás y la dejás sin batería, o la tirás de un sexto piso, pero definitivamente no está abierta al diálogo ni la negociación. O sea que para poder decidir sobre mi propiedad, tengo que usar la fuerza (en mayor o menor medida) porque, por las buenas, no está dispuesta a aceptar. Interesante.

3) El objeto (en este caso, la computadora) toma decisiones individuales, en solitario: en ningún otro momento me informó que hoy, cuando volviera a prender la computadora, tendría que aguardar unos 15 minutos a que las imprescindibles actualizaciones se ejecutaran. Lo avisa sobre la hora, como quien no quiere reclamos.  

4) ¿No hay un tiempo estimado de espera? Digo, 1 de 9 actualizaciones, te dice. ¿Cuánto se supone que tarda cada una? ¿Qué onda? ¿Me imagino? ¡Ni siquiera me deja googlear! Pero no, claro, si total yo no tengo nada que hacer, puedo quedarme 2 horas frente a la compu mirando cómo se "actualiza la configuración" (andá a saber qué garcha es lo que se actualiza). ¿Mi tiempo no vale? ¿O simplemente es menos importante que estar al día tecnológicamente? Pregunto.

5) Sentirse un pelotudo. Eso es todo lo que se puede hacer ante esta situación. Aceptar las reglas impuestas por la técnica y esperar. Esperar que ella nos dé el OK para poder comenzar el día. Mientras tanto, impotencia. Improductividad total. Pura contemplación. 

6) Che, pregunto de nuevo porque esto sí que me indigna: ¿alguna vez firmé la emancipación de mi computadora? Porque no sólo tomó decisiones ella solita, se presentó dando ordenes y actualizó su configuración todo el tiempo que se le cantó el orto sino que, cuando terminó el procesito... se preparó para apagar el equipo... ¡y efectivamente se apagó! Okeeeeeeeeeeeey. Si tenía alguna duda, con esto se me fueron todas: no conforme con darme órdenes, ¡después desobedece las mías! Ante la directiva: prendete, tengo que laburar, terminar e irme a dormir, la mina hace: actualizo, me pongo al día, te hago esperar, me apago y que te garúe finito.

Ahora, yo, humana, enfrente de la compu, esperando sin poder hacer nada, totalmente sometida a los tiempos de una máquina, obligada a suspender mi vida, me pregunto... ¿cuál de las dos es el objeto?

jueves, 3 de noviembre de 2011

El largo sí importa

6 sardinas opinaron
[Aclaración: estadísticamente, el tema de este post le va a pasar por al lado al 95% de los lectores del blog. Pero como no tengo como objetivo captar masas, ni vender y mucho menos hacer demagogia, voy a proseguir]

"Es que debemos ser una minoría zarpaaaada". Eso dijo mi hermana cuando yo le contaba la cruel experiencia que había tenido no hacía más de una semana en un local de ropa. Un jean lindo, clarito, oxford (sí, que se vuelvan a poner de moda, carajo!), barato, perfecto pero... CORTO.

Mi hermana, con quien comparto el problema de la altura, no estaba equivocada. Según un estudio, la altura media de las mujeres de nuestro país es de 1,61 metros. ¡¡¡1,61!!! Sí, como escucharon. 19 centímetros menos que los que esta sardina detenta. O sea que, además de robarnos a los hombres altos (¿¡por qué no se buscan uno de su tamaño!?), las petisas ahora se juntan, sacan promedio y nos impiden comprarnos un pantalón. Cruel. ¿Y los derechos humanos? En serio, es realmente frustrante quedar afuera del mercado o tener que conformarse con el único modelo largo, aunque sea horrible y diga "LO-VE" en la parte trasera.

Pero no, claro, como somos una minoría zarpaaaaada, para la lógica capitalista esto tiene sentido: a los pequeños (aunque suene gracioso) mercados no es negocio prestarles atención. Pedir que hagan un modelo de jean que se ajuste a la longitud de mis piernas es casi pedir un acto de solidaridad.

¿Y la Ley de Talles? ¿Qué onda con la Ley de Talles? ¿Por qué solo contempla la anchura y no la longitud?

YA: planeamiento, presentación, aprobación y reglamentación de una ley que obligue a las textiles a hacer jeans que contemplen el largo de mis piernas.

En invierno hace frío para usar pollera, sépanlo.

jueves, 20 de octubre de 2011

Para el amor no hay edad pero sí ideología política

11 sardinas opinaron
Si algo me dejó este último tiempo en el que se vivieron ya tres vedas, dos elecciones y una en puerta, es que la democracia contribuye a desunir parejas consolidadas. Y sobre todo en esta era.

No, no es que me haya pasado a mí particularmente, pero a ver, pensemos. Si hubo algo que definitivamente implantó el kirchnerismo (y que no es la militancia juvenil, ni la vuelta de la discusión política a la mesa del domingo) es, básicamente, el antikirchnerismo. Y con esto, la polarización de la política. Si votás a Cristina, detestás a Duhalde y Rodríguez Saá te parece patético. Si votás a Alfonsín, hablás de la dinastía K y a la presidenta le decís yegua (junto a otros muchos adjetivos calificativos del estilo). Entonces… ¿qué pasa? Esta efervescencia propia del proceso electoral comienza a sacar a la luz ciertas cuestiones que permanecen la mayor parte del tiempo dormidas y que tienen que ver con la ideología. Ok, entiendo que a la mayoría de las personas no les interesa la política, pero hay una cuestión ineludible: todos tenemos que votar (bueno, todos no, Macri no votó, pero está clarísimo que Mauricio no es 'todos'). Vuelvo: todos votamos y en ese momento, aunque no queramos, nos ponemos de uno u otro lado de la cancha: K o antiK. Nacional y popular o gorila.

Bueno, ¡ahí! empiezan los problemas maritales, a mi entender. Porque, claro, si ambos coinciden, no hay drama. Pero si no, empiezan las discusiones y presuntas desuniones: anotenlé otro defecto más a la democracia.

Pero bueno, teniendo en cuenta que es el sistema menos malo que existe (o, por lo menos, es lo que nos hacen creer)  propongo que, en vista de no fracasar amorosamente, tengamos como prioridad chequear el grado de tolerancia peronista del otro. Algo así como ir testeando si uno tiene una pareja más del lado nac&pop o del fach&gor.

Sí, tiene que ser así. De la nada, que no se la vea venir, que se vea obligado a contestar sin pensar, a sacarle la posta. 

Así, durante un mes, armar una grilla que esté divida por cuatro: izquierda, derecha, gorila, peronista. E ir ubicando al otro según sus opiniones. Parece una boludez, pero quizás sirva para evitar encontrarnos en 2015 viviendo con un gorila… ojo.

Una vez que se saque el perfil político-ideológico del sujeto evaluado y pueda ser contrastado con algún candidato hay que compararlo con el propio. Para ello, diseñé un test de compatibilidades, con el objetivo de advertir el porcentaje de posibilidades a futuro que tiene la pareja de prosperar. Aviso: ubiqué a Cristina como opción fija porque el 50% de la población así lo determinó.


Test de compatibilidades

Cristina – Duhalde = 20%
En común: Juan Domingo Perón (aunque han hecho lecturas diferentes, es un punto en común)
No hablar de: todo lo relacionado al narcotráfico.

Cristina  - Alfonsín = 7 / 8%
En común: sacar crédito del fallecimiento de un ser cercano. 
No hablar de: efedrina y  las alianzas electoralistas.

Cristina – Binner = 45%
En común: ambos ponen la palabra izquierda en la descripción de su ideología.
No hablar de: el 82% móvil, retenciones al campo, usar política que está buena para ganar votos.

Cristina – Pino = !
Danger. Estás saliendo con un perdedor. De todos modos, no hablar de elecciones primarias, recursos naturales ni minería a cielo abierto.

Cristina – Rodríguez Saá = ?
Jodido encontrar un rodríguezsaísta… a menos que vivas en San Luis. Me ahorro comentarios. Wi Fi para todos y todas.

Ultrakirchnerista
No hablar de: Muchas cosas. Pero por nada en el mundo combinar en la misma oración las palabras menemismo y Néstor.

Ah, y si te enganchaste con un zurdo/a, te la aguantás. Empezá por Marx, porque no le vas a entender nada.

Dicho esto, y habiendo alertado a la población sardina, me retiro citando el tan conocido dicho popular que dice que "es mejor prevenir que casarte con un duhaldista". Toda la vida.

lunes, 17 de octubre de 2011

Los intelectualoides

10 sardinas opinaron
Antes que nada, aclaración: este texto lo escribí para un programa de radio en el que comencé a participar como columnista. De esta manera, los invito este viernes (y todos) a las 21 por FM Palermo 93.9 a compartir este nuevo espacio donde haré más observaciones sardinas. Me encantaría que salgan al aire a rebatir mis hipótesis ;). ¡¡Gracias!!

Primero, hay que dejar en claro una diferencia: intelectualoide no es lo mismo que intelectual, ni siquiera se le parece. Mientras que intelectualoides hay por doquier, intelectuales hay pocos. A menos que uno frecuente lugares como el Conicet, la Universidad de Birmingham, o UBA (aunque en la UBA hay bastante ladri).

Pero definámoslo:

Intelectualoide (Del lat. intellectuālis)
adj. persona que en una misma charla intenta agotar todos los recursos culturales que tiene a su disposición con el único fin de impresionar a su interlocutor.

Porque a ver... lo que haga cada uno con su sed de conocimiento es personal, no jode y básicamente, a nadie le importa. AHORA…. Y atención que esto es clave: si hacés eso para después ir a contarlo… ahí sos el perfecto y molesto intelectualoide al que me quiero referir y, sí, le hinchás las pelotas a la sociedad. O al menos a mí.

Vamos a ejemplificar:
Supongamos que, Dios no lo pemita, conozco a un intelectualoide en un boliche, pero como no me doy cuenta (no es tan fácil darse cuenta de esto en este tipo de ambientes), me cae bien  y le paso mi mail. Me agrega al MSN y al Facebook. Ahí empieza el problema, en el Facebook. Porque claro, el tipo me lo estudia. Entra a mirar lo que me gusta, lo imprime y con un resaltador va marcando los gustos culturales sobre los cuales puede hablarme e impresionarme (ok, lo del resaltador no estoy segura, quizás usa un lápiz. Aunque no me extrañaría que sea un resaltador amarillo nerd). Ok, decía, entonces… lee: Cortázar, Foucault, Tim Burton, Woody Allen y Andy Warhol. Y ahí empieza a comportarse de manera especialmente patética, a saber:

1) Te habla por chat y dice: che, ¿qué hacías? Y una, probablemente mintiendo accede a la respuesta fácil: miro tele. Y en ese momento le acabás de dar un pie del tamaño de una casa, ya que el tipo aprovecha para contestar: "Ah, mirá vos. Yo no miro televisión". 

Dangeeeeeer. Si hay algo que me irrita profundamente es la gente que se enorgullece de no mirar TV. ¿Dónde está el mérito? Digo, si no mirás porque no tenés ganas todo bien. Pero si creés que te volvés automáticamente interesante diciendo eso… bueno, estás mucho peor que mi cerebro después de mirar el programa de Fantino.
2) Empieza una conversación por msn diciendo… 

-"Hola, estás?"
-"Sí".
(Y ahí como quien no quiere la cosa el chabón tira una cita de Rayuela)
-"Ah, 'andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos'.

Oookey. Te aviso que si a eso no le contestaste con un clic derecho-eliminar contacto, te estás por comer un garrón enorme. Porque después, creyendo que va bien, que está sumando puntos, el tipo la sigue. 

3) Y obvio que de manera aparentemente casual, el flaco termina contando alguna de sus prácticas culturales favoritas. Duplica la apuesta con cosas como: Ayer (sábado) fui al ciclo de cine de Kurosawa en el Malba, o el Gaumont. Y aparte te cuenta, como si fuera un mérito, ¡que fue solo! ¡Y una que a duras penas sabe escribir Gaumont!

4) Y bueno si en ese momento tampoco decidiste cambiar el celular, mentirle con que tenés un novio boxeador y celoso (creo que no hay peor combinatoria que esa), o improvisarte un viaje a Timbuctú, es muy probable que en la próxima salida el chico insista. Y esta vez quiera invitarte a compartir alguna de sus prácticas coolturales. Y no sé, no te dice de ir a ver Amigos con Beneficios. Ni Cómico 5. Te cuenta de una obra de teatro que conoce el director y él pero que está buenísima porque (abro comillas) “toma al peronismo como experiencia político-social fundante y lo vincula con los fenómenos culturales del momento, encontrando una  impronta en cada uno de ellos…” y blah blah blah. Okeeeey. Listoooooo… mozo, ¡la cuenta! Todo bien, debe ser interesante pero… ¡te conozco hace 2 semanas! Sé una persona normal e invitame  a ver una hollywoodense, por Dios!

Para ir cerrando y dejar de indignarme por un rato, quiero terminar con un llamado a la solidaridad, que si bien lo voy a hacer en primera persona, creo que hablo en nombre de muchas: 

Ok, muchachos. Que me guste la literatura, el cine y la filosofía, o que estudie en la UBA, no quiere decir que también tenga ganas de demostrarlo cada cinco minutos.

Intelectuales hay pocos. Y, sorry, pero dudo que vos seas uno de ellos.

Tolerancia cero

4 sardinas opinaron
A continuación, cómo irritar a un adicto a conocer gente nueva por Internet

Sujeto extraño: hola, quien sos?
Sardina: Hola, vos me agregaste.
Sujeto extraño: puede ser pero sera de algun chat? no se..
Sardina: NOOOO. Ni idea. Vos me agregaste, deberías saber.
Sujeto extraño: bueno, no me acuerdo, si queres hablamos sino todo bien
Sardina: Y... ("Y..."?? Sardina, qué es esa respuesta?)
Sujeto extraño, enloquece: bueno si estas tan perseguida, primero comprate un perro y segundo, te elimino.
Sardina: dale, un beso!
Sujeto extraño enloquecido: no, gracias, guardateló!

sábado, 1 de octubre de 2011

Yo no quiero volverme tan nerd

8 sardinas opinaron
Hoy llegué a la conclusión de que nunca voy a dejar de ser una ladri.

Los extremos:

Sardina: Llega a la facultad a los pedos, sobre la hora, de malhumor, con cuatro horas de sueño encima y deseando estar muerta o, al menos, de vacaciones... Se sienta (se desploma) en la primera silla que encuentra, al lado de un masculino (¿masculino?).

Masculino (sí, masculino):  Jean, bucito, pelo corto, rulos. Nada, hasta ahí un pibe normal, de unos veintitantos. Muy tranquilo, el flaco, sentadito y leyendo un libro, como si hubiera llegado antes exclusivamente para hacer eso y burlarse de todos los demás infelices que andamos a contrarreloj reproduciendo nuestras propias condiciones de existencia con la esperanza de sobrevivir en el intento.

Sardina: no puede ser tan chusma. ¡No puede! Y, encima, poco disimulada. Pero no le importa. Mira más que de reojo el libro para descifrar cuál es. No tarda mucho en descubrir que se trata de 6,7,8, la creación de otra realidad, de Pablo Alabarces, titular de cátedra de una de las materias de la carrera. Dato no menor: el libro no sólo está subrayado sino que hasta tiene pegados separadorcitos de distintos colores en el interior. Extrañada, a los pocos segundos lo increpa.

Sardina: "Che, (ni 'disculpá, ni 'hola', ni un carajo. 'Che'), ¿tenés que leer ese libro para alguna materia?
Masculino: "No... pero como voy a rendir el final de Cultura Popular ahora (la asignatura que imparte el autor del libro) quería leer su libro para tener una idea... (disminuye el tono de voz hasta que sus palabras son inaudibles)"
Sardina:  "Ah.... ok".

Fin de la conversación.


Sardina tiene miedo. Pensar que está al lado de un tipo que se puso a leer y subrayar un libro externo a la materia que nada tiene que ver con el programa, sólo para enfrentarse al examen final y tener más ¿background? a la hora de responder las preguntas, la aterra.
Corre el banco disimuladamente por miedo a que la nerditud sea contagiosa y piensa.
Piensa que bajo ningún punto de vista podría tener una actitud parecida, jamás. Piensa que definitivamente no ha nacido para la vida académica y que no puede hacer nada contra ello. Pero ojo, tampoco le preocupa. Ella sabe que está hecha para otra cosa. Que la lectura es una actividad demasiado pasiva, demasiado cómoda. O dicho de otro modo: que nunca podrá dejar de ser una ladri.

No importa. Sus argumentos momentáneamente la convencen, y de un momento a otro siente unas ganas irrefrenables de decirle:

Che, flaco... ¡hay que estar al pedo!... ¡¿por qué no te abrís un blog?!

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Top Ten de cumpleaños

6 sardinas opinaron
Hoy, 28 de septiembre, mi blog cumple 2 años de vida...

Ay sí, me puse sensible.

Reflexionando acerca de este fenómeno (¿cuál?), me encontré con una realidad difícil de aceptar: debido al formato cronológico de los blogs, hay entradas que quedan en el olvido y que, quizá, me costaron mucho trabajo pensar y escribir (aunque no lo parezca).

Por esta razón, para rescatarlos de la más cruel soledad del '0 page-views', aprovecho el aniversario y les dejo una selección de los 10 mejores posts publicados el último año.

1) Fito sos un ladrón
10) No Charles, Pierce

¡Los invito a pasar y comentar!

Ah, y por último... gracias por leer. Es algo que está en desuso.

viernes, 16 de septiembre de 2011

No Charles, Peirce

8 sardinas opinaron
"El hombre hace todo lo que hace con el único fin 
de enamorar mujeres" 
(Alejandro Dolina) 

Charles Peirce fue un filósofo, lógico, semiólogo, bueno, fue muchas cosas. Pero además, (y no entiendo por qué no lo dice la Wikipedia) fue un gran chamuyero. 

Leer las cartas que Peirce se intercambió durante 10 (¡10!) años con Lady Welby (una intelectual de la época) son la prueba fehaciente de que el truco de impresionar minas para conquistarlas no es para nada nuevo ni original, sino que data -por lo menos- del siglo XIX.

Y es que sí. Parece que él y ella se mandaban correos explicando conceptos, deducciones, fórmulas... de hecho, mucha de la teoría del signo de Peirce sólo se encuentra explicada en estos escritos. Curioso, ¿no? Sobre todo porque se trata de conceptos realmente rebuscados, recontra pensados que sólo pudieron haber sido diseñados bajo los efectos de algún estupefaciente (de hecho está comprobado que era cocainómano).

Pero vayamos a lo que nos compete. La cuestión es bastante simple. Para mí, el móvil de todas sus rebuscadísimas teorías no fue otro que querer levantarse a Lady Welby. Posta. No creo que el tipo deseara que alguien más leyera toda esa sarta de complicaciones más que esta Welby. Y claro, que ella viera en él un tipo súper inteligente y atractivo y se enamorara perdidamente. Obvio.

Acá les traje un par de citas para ejemplificar:


1904
"Desde que recibí su última carta, no ha pasado un sólo día sin que haya lamentado las circunstancias que me impidieron contestarle ese mismo día y sin que me prometiera a mí mismo que pronto lo haría".


Apela a la lástima y a demostrarle su incontrolable interés por escribirse con ella. Típico.

"No dudo que usted, con su estudio de toda la vida sobre la 'signífica', debe tener muchas cosas muy importantes que enseñarme sobre los Interpretantes (...) pero he debido sonreírme cuando dice usted que yo estoy 'amablemente interesado' en su trabajo"


Clarísimo intento de elogiarla y a la vez de mostrarle que la admira. Aprovecha y tira la onda para que se junten a que le "enseñe" sobre los interpretantes. Claaaro... "interpretantes"


1908
"Desearía que estudiara usted mis Grafos Existenciales, porque entiendo que dan una maravillosa apertura a la verdadera naturaleza del método del análisis lógico"


Acá no disimula mucho. Dice: "che, leé esto que acá me lucí. Soy un groso y tenés que saberlo".


1908
"Le deseo de todo corazón un año muy próspero. No olvide su promesa implícita acerca de las pruebas del artículo de la Enciclopedia Británica. Mi querida esposa está perdiendo terreno lenta pero constantemente; y es muy dolorosa para mí su disposición a seguir brindándose, pese a todo."


Te-rri-ble. Si bien no se logra entender qué quiso decir con "perdiendo terreno", es claro que ahí hay una comparación con la esposa, lo cual ya es alarmante. No sé en qué estado estaría la mina, casi muerta o gorda, pero acá se descubren las intenciones de Charles y no me digas Lady que no te diste cuenta. 


1909
"¡Pensar que, a mediados de marzo, aún no he terminado una carta comenzada en enero, una carta a mi querida Lady Welby! Pero aún, he dejado que todo este tiempo su admirable carta no tuviera una sola palabra de respuesta o acuse recibo. (...)  Pero ¿qué ha pensado usted de mí? ¿Podrá usted perdonarme? ¡Si supiera todo lo que me visto forzado a descuidar, cómo he estado sobrecargado de trabajo, cayéndome de sueño por las noches mientras mi pluma arañaba el papel, saltando de la cama cada mañana al sonido del despertador!"


Esta es la versión siglo XIX de "te quise contestar el mensajito pero no sabés lo que me pasó...". Por cierto, no es nuevo, tampoco, que los hombres sean unos pelotudos.

Lamentablemente, las cartas que Lady Welby le respondía se perdieron. Seguramente ella debía estar un tanto harta de las teorías de Perice y de que no la invitara a salir. De hecho, así muere, en 1912, mientras todavía seguían escribiéndose, maldiciendo su lentitud.

Pero bueh. Ya vieron. Sin las mujeres (representadas en Lady Welby), la teoría de Peirce jamás hubiera existido. De hecho, probablemente Peirce hubiera dedicado toda su vida a consumir drogas y a hacer lo que hacía la gente que ahora mira TV antes de que la inventaran.

Gracias Lady Welby. Por tu culpa voy a tener que estudiar todo el fin de semana. Y yo, a Peirce, no le tengo ganas.

miércoles, 24 de agosto de 2011

martes, 23 de agosto de 2011

Fotoperiodismo: antes y después

1 sardinas opinaron
Ayer estuve en la Muestra de Fotoperiodismo organizada por la Asociación Argentina de Reporteros Gráficos (ARGRA) en el Palais de Glace. Los acontecimientos más significativos de 2010, contados en 260 fotos. Un laburo realmente muy copado.

Sin embargo, investigando un poco sobre la historia de esta exposición, me encontré con datos no menores que inmediatamente cambiaron mi visión sobre el asunto.

- La primera edición se realizó en plena dictadura militar, de forma clandestina.
- Se exhibieron fotos evidenciando la represión del régimen de esos años que la mayoría de los medios de comunicación se encargaban de ocultar.
- Los organizadores fueron amenazados.

Triste y admirable. Pero bueno, ahora "gracias a Dios", todo esto ha quedado en la historia, y la democracia y su libertad de expresión han habilitado la posibilidad de exhibir, denunciar, mostrar todo aquello que se nos dé la gana.

Por un lado sí. No hay duda que la dictadura fue el sistema que más violó las libertades de los individuos... pero ahora yo retruco: ¿qué fue lo que pasó para que una muestra que nació de forma clandestina, ahora se esté llevando a cabo en el Palais de Glace, uno de los más grandes exponentes de la Cultura con mayúscula, donde se respetan cánones previamente establecidos, donde se expone el arte más "institucionalizado" de todos?

Digo, ¿hasta qué punto se mantiene la esencia? En el mismo momento en el que la ideología dominante captura el fenómeno cultural, ¿no elimina al mismo tiempo cualquier carácter rebelde, vanguardista, contracultural y de denuncia que éste pretenda tener?

En la muestra hay fotos que, a simple vista, parecen cuestionar el sistema: policías reprimiendo civiles, pobreza en Haití luego del terremoto, crimen de Mariano Ferreyra, juicio a Videla... Pero todo eso cobra otro sentido si entendemos que la institucionalización de las movidas contraculturales automáticamente neutraliza la crítica 'revolucionaria'. Yo pienso: ¿no será que el control se está ejerciendo también en el acto de decidir mostrar (o no) este tipo de arte? ¿Quién define cuándo, por cuánto tiempo, dónde, qué fotos se exhiben? ¿Dónde está, verdaderamente, la 'libertad' de la que se jacta el sistema democrático, entonces? Y además... ¿cómo, una exposición publicitada por todos los medios de comunicación encargados de mantener el statu quo, puede representar una forma alternativa de ver la realidad?

La Muestra es una selección de 260 fotos de una selección de momentos de 2010. Selecciones que, desde mi punto de vista, no son azarosas, no responden a un criterio universal, sino que calculan y son conscientes de que aquello que exhiben, siga manteniendo la hegemonía (esa que ejerce continuamente  la ideología dominante y que se instala en el sentido común de las personas para tornarla incuestionable).

Esta Muestra está buena para repensar un poco a qué llamamos "contrahegemónico" y observar cómo el sistema actúa captando todo fenómeno cultural que pueda resultar amenazante para convertirlo en un vehículo más de su ideología.

Eso nomás.

Igual, nada, vayan a la Muestra, que está buena y es gratis.

martes, 16 de agosto de 2011

PASO en falso

4 sardinas opinaron
Observaciones de relevancia discutible sobre las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO):

- El hashtag #unmilagroparaaltamira fue al Nuevo Más lo que Gran Cuñado fue a De Narváez.

- Finalizado el escrutinio, Cristina comparó su felicidad con la de Riquelme. María Eugenia Vidal, el 31 de julio, también.

- Proyecto Sur no alcanzó el 1,5% para presentarse en octubre pero se vengó dejando que Alcira Argumedo diera la cara.

- En camperita y zapatillas, Boudou coqueteó con todos. Especialmente, con la Antipolítica.

- Con un pobre 12% de votos, Duhalde tendría con qué pero no con quién.

- Adrián Pérez, vice de Lilita, reconoció la derrota y agradeció a todos los que, sin siquiera recordar su nombre, lo apoyaron en su debut y despedida de la política.

- Para TN: "la mitad de los argentinos no quiere a Cristina".

- Alfonsín y Duhalde sacaron el mismo porcentaje de legitimidad. Alianza en puerta, surgen problemas para definir cuál de los dos se borra.

- Lilita se adjudicó la derrota pero aseguró que mantendrá su candidatura en octubre: redoblará el número de empanaditas por cada voto cedido al kirchnerismo.

Bueno, pueden seguir completando. El análisis en serio, si llega, lo hará en octubre.

jueves, 11 de agosto de 2011

Todo por $2

2 sardinas opinaron
Sobre la calle Solís, cartel de un negocio:

Santería San Judas
¡Revolución de precios en el Mercado Místico!

¿Hay en marcha un proceso de capusottización de la vida o me parece a mí?

sábado, 6 de agosto de 2011

Inaf

5 sardinas opinaron
¿Está de moda ponerle nombres castellanizados a las películas y no me enteré?
Empezó Biútiful, ahora Güelcom. Ya está, perdió originalidad, muchachos.

Aunque ahora que lo pienso, Mariano Martínez también, y todavía sigue llenando salas. País generoso (y pelotudo)...

¿Tendrá algo que ver con el 'sos bienvenido' de Macri?

jueves, 4 de agosto de 2011

LTA para todos

4 sardinas opinaron
En referencia al aumento semestral del 16,82 por ciento para los jubilados, un programa de radio español aseguró:
"Al otro lado del charco, Argentina está en otra dimensión. CFK se sube al carro del derroche y tira la casa por la ventana. Anuncia subidas y subsidios para todo el mundo, será porque en dos meses habrá elecciones. Además la presidenta regala comida por las calles, merluza, carne, leche y nacionaliza el fútbol" 
No sé si está bien, pero me alegra que por una vez el primer mundo nos mire con envidia.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Sobre sexo, racismo y rock and roll

4 sardinas opinaron
De qué hablan dos hombres de cerca de 30 años, de escasa actividad mental, en un viaje en colectivo de 30 minutos. 

Transporte público:
Sujeto1: Ahhh, hace una bocha que no me tomo un colectivo. Viste, con la moto es otra cosa. Ya me olvidé de lo que era.
Sujeto2: Sí, además eso de esquivar los autos debe estar buenísimo.
S1: Sí, claro, igual, esto del bondi también está bueno. Es una 'aventura'.

El sujeto 1 se pone a cantar mal Jijiji como si estuviera en la ducha, los siguientes 2 minutos y medio. El sujeto 2 le pide que pare pero no le importa. Yo pienso seriamente en invitarlo a que se calle, pero me acobardo.

Chinos:
S1: Sabés que el otro día estaba pensando (!)... Nunca me cogí a una china. 
S2: Yo tampoco, es algo que tengo pendiente en la vida. Igual no sé, comen mucho ajo, deben tener olor a ajo... (todo esto a viva voz, claro)
S1: Sí, me da un poco de impresión, me dan sucias, que no se deben depilar los sobacos (!)

Judíos: 
S1: Sabés quién es re (!) judío? Leo. Está re fanático! Va a los 'Barmitbaz', y todo eso! 

Música: 
S2: Conocés Bajofondo? 
S1: Sí, está bueno.
S2: Y Nelly Furtado? (!!!)
S1: Sísí, (canta) I am like a biiiiirrrrd!

Mujeres: (frente a un aviso de la revista Hombre en el que aparece Lola Bezerra cuasi-desnuda)
S1: Ponés una vela al lado de esa revista... y se derrite.
S2: Esa revista es para pajeros. Es todo photoshop! (?)
S1: Bueeeh, pero está buena la mina.
S2: ¿Y quién es?
S1: Lola Bezerra
S2: No la conoce nadie! Bezerra... La que te la chupa como... como...(piensa un ratito) una perra.

Mañana vuelvo al MP3. Esto de confirmar mis prejuicios acerca de cierto sector de la sociedad es, además de indignante, angustioso.


lunes, 1 de agosto de 2011

¡Salud!

12 sardinas opinaron

Mauricio Macri celebró anoche el cuarto cumpleaños de la Antipolítica, en el que garantizó la desaparición de la Política de la Ciudad de Buenos Aires cuatro años más. En el festejo estuvieron presentes la Incompetencia, el Márketing Barato y la Desideologización, que se quedó hasta el final. La Dignidad, por cierto, brilló por su ausencia.

lunes, 25 de julio de 2011

Kontra-natura

4 sardinas opinaron
Ayer, ante los resultados de la elección en Santa Fe, twitteé:

sardina_




¿Premonición? No... jamás hubiera dicho que derivaría en un temporal cuasi-tsunámico. Ahora sí, confirmado: la naturaleza tiene un límite de tolerancia a la pelotudez humana.

jueves, 21 de julio de 2011

Tarde

6 sardinas opinaron

Timing is the answer to success... siempre tan sabio, Kevin J.
Era claro que la campaña kirchnerista en la Ciudad tenía que ser de este estilo: macrista.
Mensaje corto, pegadizo y gráfica medio cursi-cuasipelotuda. Despolitizado y sentimentalizado. Un Filmus de la gente, que escribe con letra redondita, usa colores vivos y se saca a sí mismo (y a Cristina, sobre todo) de la escena... Que interpela al votante apelando a la nada misma, a la promesa ad infinitum, a la concreción de un proyecto político sin informar los medios. A la inclusión por la inclusión misma.

Lástima que se dieron cuenta tan tarde. Lanzada 15 días antes de disputar un arañadísimo ballotage, la nueva campaña no es más que una pérdida de dinero. Un gasto innecesario, casi ocioso. Los triangulitos, sin necesidad de debatir, ya le ganaron por afano la batalla a los prometedores eslogans peronistas del principio.

Ahora ya fue. Buenos Aires para todos llegó cuando la mitad ya se siente bienvenida. Y el precio de entender tarde que 'todos' en la Ciudad significa 'clase media despolitizada' suele desembocar en algo parecido a un... 30%. Con suerte.

martes, 19 de julio de 2011

Otro incoherente 20 de julio

9 sardinas opinaron
El 7 de junio es el día del periodista porque se conmemora la fundación del diario La Gaceta.
El 1 de mayo es el día del trabajador como homenaje a proletarios estadounidenses ejecutados por luchar por la reducción de la jornada laboral.
El 1 de diciembre es el Día Mundial de la Lucha contra el Sida porque un día como ese se descubrió el primer caso.

Ok. Entiendo.

Ahora... el 20 de julio es el día del amigo porque se conmemora.... ¿¡la llegada del hombre a la luna?! ¿qué tiene que ver? ¡Hace 42 años que esto está sucediendo y a todos les parece normal!

Quiero que alguien me dé los fundamentos necesarios para entender por qué un episodio yanqui, que protagoniza un hombre solo (porque si bien fue con otro, pisó solito la Luna), ultra cuestionado, producto -muy posiblemente- de una conspiración y de lo más imperialista (porque, hasta donde sé, la bandera que clavaron fue la de Estados Unidos, no la de los pueblos originarios), representa el día de la amistad. Piensenló, es realmente insólito.

Como dice un amigo: excede mi comprensión.

Cualquiera sea la relación mental que hizo el sujeto que decidió fijar el día del amigo haciendo referencia a esta cuestión, la hizo bajo el efecto de alguna sustancia ilegal. No hay otra.

Y si hasta algunos años el día del amigo era equivalente a "colapso de la red telefónica", en el siglo XXI va haber que sumarle también la de Twitter, Facebook, Google+, todos los mortales compartiendo un objetivo: desearle al otro un "feliz día" basado en un hecho del área científica cuya verosimilitud tambalea por todos lados. Ah, y claro, cuyo autor no es más que la ideología dominante e imperialista.

Y obvio. Todos, como los mejores alumnos, nos juntamos con nuestros amigos para festejar algo que, ni siquiera si nos remontamos a su origen, cobra sentido.

Todos. Menos el sector de la gastronomía que ese día, hace 42 años, que sólo se preocupa por levantarla con pala.

Notas relacionadas: Reflexiones de 20 de julio

viernes, 15 de julio de 2011

¿Qué diría Freud?

2 sardinas opinaron
Estudiando de un parcial domiciliario redactado por mí me encuentro con esto:
Mientras que Foucault tomó el sexo y la sexualidad como lugares en donde los mecanismos de control político operaban acabadamente, ahora ese lugar le es adjudicado al código géntico, ideal para penetrar directamente en la esencia de la población.
Menos mal que no estudio Psicología.

lunes, 11 de julio de 2011

Fuiste

3 sardinas opinaron
Plebeyización: designa el proceso por el cual prácticas, costumbres u objetos tradicionalmente marcados por su pertenencia, origen o uso por las clases populares pasan a ser apropiados, a veces literalmente, expropiados, compartidos o usados por las clases medias y altas. El proceso de plebeyización que se da en los ’90 pierde ese carácter transgresor. El menemismo, al mismo tiempo consagra, profundiza, abisma la diferencia económica, mientras presume, sostiene, ostenta una presunta democratización cultural, cosa que además se sustenta en un populismo… “esto es lo que a la gente le gusta”, y listo, cartón lleno. Eso es lo que estamos describiendo como plebeyismo. (Alabarces, Pablo)

Macri, que suene Gilda en tu búnker y lo bailes como un idiota no te convierte en un transgresor del orden burgués... No sos 'popular' por hacerlo. Para ello, mínimo, deberías aprenderte la letra.

jueves, 7 de julio de 2011

Con los milicos no pasaba...

1 sardinas opinaron
Ésta se perfila para ser la Copa América más aburrida de la historia. 
Descalificación por doping positivo YA.

miércoles, 6 de julio de 2011

Propaganda ¿sub?liminal

3 sardinas opinaron
El debate en vivo en la web.

No me hizo falta escucharlo para decidir a quién voy a votar!

viernes, 1 de julio de 2011

A minutos del comienzo...

3 sardinas opinaron
Cosas que (seguramente) van a pasar en algún momento durante la Copa América:

  • La hinchada va a pedir a Palermo
  • Los periodistas van a hablar de las "grandes individualidades" y la falta de "trabajo en equipo"
  • Messi va a ser el mejor jugador del planeta
  • El origen humilde y estigmatizante de Tévez va convertirse en un emblema de la argentinidad
  • Messi va a ser el peor jugador del planeta
  • La tele va a ponchar a un hincha en la cancha con la camiseta de River
  • Messi va a ser el mejor jugador del planeta (pero sólo cuando juega en el Barcelona)
  • Araujo confundirá Benegas con Banega
  • Niembro va a venderse al equipo contrario

    Pero a no desesperar. Todavía todo el resto del fútbol sigue siendo bastante impredecible.
(como los pantalones rojos de Diego Torres en la ceremonia inaugural)

jueves, 30 de junio de 2011

Mi palabra favorita es...

9 sardinas opinaron
En España hicieron (otra vez) uno de esos concursos que hacen sólo en el primer mundo, en el que convocan a una decena de famosos para que opinen sobre algún tema poco relevante. En este caso, se trataba de "la palabra más linda del idioma español". Ganó "querétaro", una no-palabra (porque no está en el diccionario de la Real Academia) elegida por Gael García Bernal, quien parece tener la capacidad de traspolar su belleza a cualquier pelotudez que salga de su boca.

Entre los convocados estuvieron Darín que eligió "verdad", Shakira, que se decidió por "melíflua" (sí, cualquiera), y Emilio Botín (el presidente del Banco Santander) que en un acto de honestidad bruta optó por "Santander".

Vargas Llosa, en cambio, dijo "libertad", aunque aseguran que le habría costado definirse:

"Desregulación, flexibilización y privatizaciones también me parecían muy bellas", admitió a fuentes cercanas. Pero al final se habría convencido por libertad (de comercio), porque "engloba un poco de cada una".

También el uruguayo del momento tuvo sus 15 segundos de relevancia cultural....



lástima que no le avisaron que para elegir una palabra primero había que saber pronunciarla.

miércoles, 29 de junio de 2011

Análisis socio-semiótico: Mauricio para algunos

7 sardinas opinaron
De cara a las elecciones a Jefe de Gobierno a realizarse el próximo 10 de julio, Mauricio Macri planteó como estrategia de campaña (además del polémico slogan "sos bienvenido" con el que empapeló la ya amarillenta ciudad), una serie de "compromisos" en materia de educación, cultura, sanidad y seguridad. Este último pueden leerlo por ustedes mismos en esta entrada, ya que fue extraído tal cual de la página web del PRO (en la que también hay un video de Macri hablando del tema, que todavía no defino si es que no tiene desperdicio o es todo un desperdicio).




En base a este texto, hay un par de cuestiones que a continuación expondré, simplemente porque no las puedo callar (así que no les va a quedar otra que escucharme):

Vigilar y castigar. Foucault ya lo dijo hace 30 años, sin embargo hoy se habría hecho un festín con estas nuevas medidas. Mauricio Macri propone instalar cámaras de seguridad en toda la ciudad con el fin de recuperar la tranquilidad, como si una cosa fuera consecuencia de la otra.

En 1791, Jeremy Bentham (que no es John Loke), diseñó teóricamente el panóptico, un centro penitenciario ideal que permitía a un vigilante observar a todos los prisioneros sin que éstos puedan saber si estaban siendo observados o no. Por esta razón, independientemente de si había o no alguien "monitoreando" lo que los presos hacían, éstos no dejaban de sentirse vigilados.

Foucault en 1975 tomó este diseño y lo traspoló al efecto causado por las otras instituciones (como la escuela, el hospital y la fábrica, entre otros) sobre la población. De esta manera, advirtió cómo el poder es ejercido no sólo por el Estado mismo sino también por una serie de establecimientos que actuaban de forma funcional a sus objetivos.

El nuevo plan  de Mauricio es la distopía del panóptico hecha realidad. Con esta medida, que quizás para algunos suena como una estrategia efectiva para combatir la delincuencia, Macri convierte a los habitantes de la ciudad en los prisioneros, y a él (su gestión), en vigilante (que, al igual que en el panóptico, basa su táctica en la creación de la implantación de una sensación de control en los individuos). Y no sólo eso:  las cámaras de seguridad en las calles transcienden la teoría de las instituciones cerradas de Foucault, y propone algo más ambicioso (a la vez que tenebroso): la idea de que el poder y el control también pueden ejercerse al aire libre.

Y todo en nombre de la prevención, el cuidado y la protección, claro.

Pero en este discurso no sólo está presente este carácter represivo y controlador detentado por la gestión del PRO, que tanto nos recuerda al panóptico benthamniano. También hay otro factor a tener en cuenta. Mauricio dice: "para que todos los vecinos recuperemos la tranquilidad de poder vivir en una ciudad que nos cuida y protege"

En esta frase, arma un nosotros particular. Un nosotros que incluye a algunos y excluye a otros. Un nosotros del cual el mismo Mauricio es parte. Este nosotros no contiene a todos los habitantes de la ciudad, sino que interpela a unos en especial, los "vecinos". Con esta palabra mágica, repetida hasta el hartazgo en el discurso macrista, Mauricio no hace más que marcar una línea que divide. Divide entre aquellos ciudadanos que deben ser defendidos y aquellos que constituyen una amenaza. Esos que, sin haber cometido infracción alguna suponen un grado de peligrosidad, solamente por existir: léase, clases subalternas (excluidos no sólo por su clase social, sino también por su género o su etnia). Este nosotros que está implícito en el "compromiso", tiene un doble objetivo: crear un nosotros y determinar un otro del cual el "nosotros" debe ser protegido.

La idea de la ciudad que cuida y protege, lejos de ser una noticia para celebrar, es solamente el producto de una sociedad cada vez más dócil, más propensa a que la moldeen y la reformen.

Que Mauricio Macri, el 10 de julio gane las elecciones, me va sorprender menos de lo que me va a entristecer tener que reconocer que vivimos en una sociedad cada vez más dócil a lo que el poder político designe. Una victoria del PRO no sería más que el resultado de una sociedad cada vez más propensa a ser vigilada, monitoreada, moldeada y adoctrinada. Una sociedad que -como dijo el sociólogo portugués Boaventura De Sousa Santos- es políticamente democrática pero socialmente fascista.

Ojalá las urnas me contradigan.

domingo, 26 de junio de 2011

De fútbol, pasión y comunismo

2 sardinas opinaron
Entre los acertados regalos que recibí para mi cumpleaños, se ubica en los primeros puestos un libro sobre All Boys que recopila una serie de textos y poemas escritos por hinchas y jugadores del Club, a propósito de su reciente ascenso a Primera División. Una masa. Si bien todavía no pude leerlo todo, creo que ya tengo mi preferido.

Lucha de clases

Dictadura del proletariado. Movilidad social en el fútbol. Héroes de la clase trabajadora. La pasión vence los aparatos. No pude dejar de pensar en metáforas revolucionarias, sociales, desde el momento en que el uruguayo Juan Pablo Rodríguez marcó el gol con el que All Boys venció a River que jugaba por primera vez en 200 años de historia argentina en el Islas Malvinas. Bueno, en realidad en ese momento exacto anduve a los besos y abrazos en la tribuna. Recién después del grito de gol, cuando siguió el partido, empecé a pensar.

El triunfazo contra River en Floresta (¡Vino River a Floresta! ¡Y All Boys le ganó!) me embriaga. ¿Qué vida estoy viviendo? ¿Una realidad paralela? ¿Otra dimensión, muy parecida a la que conocemos, prácticamente igual, pero en la que All Boys recibe a los grandes en Floresta y los noquea?

Parece que, nomás, las utopías pueden cumplirse con un buen zurdazo...



Es GENIAL. Vamos por más utopías. ¡Larga vida al Albo! ¡Y sobre todo a la gente que piensa antes de regalar!

sábado, 25 de junio de 2011

¿Al fin?

0 sardinas opinaron
24 de junio de 2007: Elecciones para Jefe de Gobierno. Segunda vuelta entre Macri y Filmus, en consencuencia: veda electoral

24 de junio de 2008: Parciales. Exactamente el mismo día rendí un parcial de Psicología. Lo recuerdo como si hubiera pasado hace tres años (?)

24 de junio de 2009: Gripe A. Cantidad de personas invitada a mi cumpleaños: 30. Cantidad de personas que asistieron por hacerlo en un lugar público: 9. Malditos hipocondríacos.

24 de junio de 2010: Mundial de Fútbol, Sudáfrica 2010. Tuve que posponer mi cumpleaños por miedo a que perdamos contra Alemania y el ambiente esté demasiado bajón como para festejar. Decisión acertada: perdimos y fue un bajón.

2011: Extrañamente nada se interpuso en mi festejo. Hasta ahora.

El porqué de la inexistencia de la oposición

0 sardinas opinaron
No se es ya ni pobre ni rico; lo uno y lo otro es molesto. Nadie quiere ya gobernar, nadie quiere ya obedecer: lo uno y lo otro es molesto.
Friederich Nietzsche  

viernes, 24 de junio de 2011

Deseo de cumpleaños

1 sardinas opinaron
"Dormir 8 horas seguidas"

El capitalismo es el culpable de que mis sueños sean cada vez menos ambiciosos. Y, sobre todo, menos. 

Standown

1 sardinas opinaron
Alguna vez voy a hacer un stand up sentada. Lo juro.

Ah, sí, hoy cumplo años. Feliz cumple, ¡para mí!


jueves, 23 de junio de 2011

viernes, 17 de junio de 2011

Yes, we can!

4 sardinas opinaron
Si no podemos erradicar la pobreza, al menos erradiquemos los finales obligatorios.

miércoles, 15 de junio de 2011

La excepción

0 sardinas opinaron
"González Oro es el oxímoron en persona: negro, puto y facho"

Pablo Alabarces 
(Titular de cátedra de Seminario de Cultura Popular y Masiva. Cita extraida de uno de sus teóricos, 
en el que mezcló: Damas Gratis con Les Luthiers, Kevin Johansen y Kapanga. Sublime)

lunes, 13 de junio de 2011

Una observación rebuscada, quizá

4 sardinas opinaron
A ver... la cultura subalterna es aquella que se opone a la cultura oficial y legítima.



¿Soy muy perseguida si pienso que el hecho de que la palabra 'subalternidad' no figure en el diccionario del procesador de textos creado por la clase dominante no es mera casualidad?